¿Por qué merece la pena correr?

Correr es fácil y eficaz

Correr es un deporte sencillo y sano. Para empezar bastan unas zapatillas cómodas, y se puede correr en todas partes. Por esocorrer es uno de los ejercicios aeróbicos más populares.

Además, correr es el deporte más fácil de realizar aeróbicamente. Al correr podemos controlar con exactitud el nivel de esfuerzo y mantener una intensidad uniforme de forma relativamente fácil.

Si no estás seguro qué deporte elegir, correr es un buen comienzo. Después puedes cambiarlo tranquilamente por otros deportes o alternarlo con ellos.

Al correr participa casi todo el cuerpo

Cuando corres, utilizas la mayoría de los mayores grupos de músculos. Fortaleces los músculos de piernas, brazos, espalda y vientre. Gracias a ello mejoras también tu coordinación motriz.

Sin embargo, la mayor ventaja de correr es que desarrolla principalmente las piernas, gracias a lo cual están más fuertes durante todo el día. Si te sientes pesado y torpe, correr lo eliminará. Te sentirás ligero y ágil: empezarás a subir las escaleras de dos en dos escalones, y un largo paseo ni siquiera te cansará.

Correr reduce el estrés

Correr también ayuda a relajar los músculos de la espalda cuando están tensos (a resultas del estrés). Por eso, correr le viene de maravilla a las personas que llevan un modo de vida nervioso.

En estos tiempos casi todos experimentan con regularidad disgustos y estrés relacionados con el trabajo y las penosas obligaciones de todos los días. “40 minutos de carrera” relaja más eficazmente que varias horas delante del televisor y es decididamente más sano que unas relajantes copas.

Correr no requiere tanto tiempo como para renunciar a otras ocupaciones y, al mismo tiempo, te permite pasar un momento solo, relajándote y descansando de la realidad.

Todos pueden correr…

No tienes que aprender a correr. Sal de casa, elige una ruta y ¡a correr!No necesitas nada más que buenas intenciones y buenas zapatillas.